Cuéllar (Segovia).

Septiembre 2015.